Suplementos:

¿tomar con estómago lleno o vacío?

Luis García

Hay suplementos que es mejor tomarlos por la mañana, para comenzar bien el día, aportarnos energía y vitalidad, etc, mientras que otros están pensados para recuperación, regeneración muscular y descanso, y por tanto se toman por la noche antes de dormir.

Unos, para potenciar al máximo sus beneficios y efectividad, es recomendable  tomarlos con el estómago vacío, mientras que hay otros que no se pueden tomar con el estómago vacío jamás, pues nos pueden sentar mal sin acompañarlos de alimento

Por ejemplo, un Pre-Entreno, lo ideal es tomarlo con el estómago vacío para potenciar sus efectos.

Sin embargo, El Omega 3 es mejor tomarlo mejor con el estómago lleno para que se asimile mejor.

En el caso de los Multi-Vitamínicos, por lo general no se pueden tomar con el estómago vacío.

De hecho, os voy a contar una anécdota que me pasó a mi en mis comienzos en este mundillo de las pesas y mis primeros contactos con los suplementos.

Durante mi etapa Universitaria, recuerdo levantarme un día para ir a un examen con el tiempo justo, porque me quedé dormido de haber estado estudiando la noche anterior.

Total, que se me había echado el tiempo encima, hasta tal punto que no me daba tiempo de desayunar.

En su lugar, se me ocurrió la «brillante» idea de tomarme una capsulita del multivitamínico, pensando que al menos esa pastillita me daría energía, o cuanto menos que sería bueno para ir más fresco al examen.

Total, que me tomé una cápsula, me bebí un vaso de agua, y os aseguro que no hice más que llegar a la calle y sentí un estallido en el estómago y acto seguido vomité.

Me sentó tan mal esa cápsula cargada de vitaminas cayendo en el estómago vacío, que lo eché inmediatamente.

¿Y qué vomité? Pues el poquito agua que había bebido y que encima como ese multivitamínico tenía un exceso de vitamina B pues fue de color amarillo fosforito.

Ese día aprendí que los suplementos de vitaminas y minerales no se deben tomar con el estómago vacío, y que es necesario tomarlos después de un buen desayuno.

Pues nada mis queridos Muscle Senseitos,  yo aprendí la lección, así que espero haberos prevenido para que no cometáis el fallo que yo tuve ¿de acuerdo? 

Palabra de Sensei…

¿Has leído este artículo sobre SALUD Y DIABETES? 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies