5 Pasos para Triunfar en la Vida

Luis García

  1. Actúa desde el Amor y despréndete del Ego

Lo primero que nos viene a la mente cuando pensamos en qué es el éxito, o cómo te conviertes en una persona triunfadora ¿que es?

Tener dinero ¿verdad?, ganar mucho dinero.

Bien, sin duda el dinero es importante, pero no deja de ser algo material. Aquí se abriría el eterno debate de si ¿el dinero realmente da la felicidad?

Os invito a que penséis en casos de artistas, cantantes, actores, personas que han pasado de no tener nada a tenerlo todo.

Si bien hay muchos que lo han llevado bien, pueden decir que han encontrado un equilibrio, pero seguro que podéis darme algún ejemplo de alguien que no ha sabido manejar el éxito, y ha sucumbido ante él.

Muchos son los que entran en una dinámica de sexo, drogas, vida nocturna, más drogas,, etc etc.

Este fue le caso por ejemplo de Michael Jackson, quien al final de sus días necesitaba tomar un combo de drogas para dormir, y de lo grogui que se quedaba, necesitaba lo propio pero ahora para despertarse.

Seguro que vosotros podéis dejarme abajo en comentarios algún caso que haya sido muy sonado o que os haya llamado la atención.

¿Qué le pasó a Britney Spears? por ejemplo, ¿Maradona? o el propio ¿Freddie Mercury?

Pudiendo tenerlo todo, entraron en una espiral de autodestrucción que les va comiendo por dentro y destruyendo como personas

En definitiva, pasan de ser números uno, referentes para la sociedad, modelos a seguir y se convierten en despojos para la sociedad, centro de burlas, o acaban muriendo jóvenes.

Pero retomemos el tema, ¿por qué hay personas que ante el éxito, triunfan y son felices, y otras que se precipitan al vacío?

Pues bien, la clave para mí está está en la dicotomía AMOR-EGO; EGO-AMOR

El EGO entendido en su máxima expresión, como un pulpo con infinidad de tentáculos, o una neurona con ramificaciones infinitas.

Ante cualquier situación en la vida, y ahora os pondré un ejemplo muy gráfico que vais a entender en seguida, podemos reaccionar o afrontar esa situación desde dos prismas, desde dos caras de una misma moneda:

  • Desde el EGO o
  • Desde el Amor

Por ejemplo, imagínate que estás con tu coche en un semáforo. Es un día estupendo para ti, has recibido una buena noticia, has aprobado un examen importante, te han subido el sueldo en el trabajo, o simplemente vienes de hacer alguna actividad que te reporta felicidad y satisfacción.

Estás escuchando tu temazo preferido en la radio. Tan obnubilado en tus pensamientos, que no te das cuenta que se ha puesto el semáforo en verde.

Y no pasa ni un segundo, y el conductor del vehículo de atrás ya te está tocando el claxon. Es más, miras por el retrovisor, y ves a un señor o una señora haciendo aspavientos con los brazos y expulsando improperios por la boca. ¿Dios mío si no ha pasado ni un segundo?

¿Tanta prisa tiene? Ya te digo yo que no, no es esa la causa de su actitud, sino algo mucho más profundo en su ser.

Pues bien, ante esta situación, puedes dejarte llevar por el EGO y colocarte en su mismo nivel de stress y frustración.

Puedes sentirte legitimado por su comportamiento para contestarle con las mismas formas, y:

  • comenzar una discusión.
  • O puedes quedarte ahora ya sí parado a drede para fastidiar, y esperar hasta que el semáforo vuelva a cerrarse, y un segundo antes arrancas y sales escopetao, para que a él se le vuelva a poner en rojo,
  • o incluso te bajas y te acercas a la ventanilla y le agarras por la solapa..

Todo esto son cosas que he hecho yo ¿eh? Y estoy seguro que muchos de vosotros también. No me siento orgulloso, pues mi felicidad no sólo no fue en aumento tras estas malas acciones, sino que me sentí bastante mal e incómodo conmigo mismo.

¿Por qué dejarte llevar por los tentáculos del Ego jamás podrá hacer que te sientas bien.?

Pues porque malas acciones conllevan malos sentimientos. El Caos siempre atrae más Caos.

Sin embargo, afrontar esta situación desde el Amor, supone ser capaz de entender las motivaciones que pueden llevar a la persona del coche de atrás a pitarte sólo porque ha pasado un segundo con el semáforo en verde y no has echado a andar.

¿Cuáles son estas motivaciones? Pues ni más ni menos que sus limitaciones. Esta persona no ha alcanzado el grado de paz interior que yo por suerte a través de la autobservación he adquirido, y por tanto, lo único que me produce verle haciendo aspaviemntos por algo tan absurdo es pena e incluso ternura.

Por eso, y puesto que no me considero menos que él por pedirle perdón y así romperle aun más los esquemas, yo extiendo mi brazo con la palna de la mano abierta y le digo PERDÓN.

Pedir perdón no es un síntoma de debilidad ni mucho menos, es un acto de conciliación, y es necesario cuando hacemos algo mal, pues nos libera.

Sin embargo, dejarnos llevar por el ego y decir: «yo no voy a ser menos que tú y si tu me insultas yo te insulto», te limita, te frustra, y te hace sufrir.

Por eso, mi recomendación es que comiences a interiorizar estas 3 palabras que comparto contigo a continuación, y  que comiences a actuar desde lo que ellas suponen:

  • Humildad
  • Amabilidad
  • Amor

Sé que es muy difícil hoy en día con la situación que tenemos:

  • políticos que no se ponen de acuerdo y que nos están llevando a la pobreza y a la destrucción,
  • personas egoístas que no miran por los demás y van a lo suyo,
  • la típica picaresca de esta España del Lazarillo de Tormes ,donde nos han inculcado que hay que engañar antes de que te engañen,
  • que robar y estafar es de listos
  • y que si no te aprovechas de a debilidad del otro para pisarle, eres un pringao.

No te justifiques en esto para permitir que el Ego te atrape, porque te aseguro que hay personas actuando desde el Amor, y te garantizo que son mucho más Felices.

Pedir perdón no es un síntoma de debilidad ni mucho menos, es un acto de conciliación, y es necesario cuando hacemos algo mal, pues nos libera.

  1. Pon valor en las cosas que hacen tus amigos y familiares

Es algo realmente muy difícil de hacer, pues otra manifestación del ego consiste en estar siempre haciendo ver a los demás lo buenos que somos en algo, y echando por tierra lo que hacen los otros, e incluso lo hacemos con quienes más nos quieren.

Pero te aseguro que provocarás más atención, más interés y despertarás más cariño en el prójimo, si haces ver que tienes un interés real y sincero en los gustos y preocupaciones de tu interlocutor, en lugar de pretender que te valoren por todo aquellos que tú haces, te aseguro que te sorprenderá el impacto positivo que esto provocará. 

  1. Manejo del Fracaso (Resiliencia)

A todos nos gusta ganar, pero des afortunadamente, no se puede ganar siempre.

Uno de los mayores defectos que tengo y he tenido a lo largo de mi vida, es la poca tolerancia al fracaso, a la derrota.

No me gustaba perder ni al parchís. Recuerdo jugando de pequeño a juegos de mesa en familia y realmente mi único objetivo era ganar.

Y si no ganaba, me frustraba, y la ira se apoderaba de mí.

Ahora lo pienso y veo lo absurdo de mis berrinches, porque además, los juegos de mesa, por mucha estrategia que puedas crear, sobre todo aquellos de dados, (parchis, monopoli) el factor predominante es la suerte.

Ahora bien, eso lo llevas a la edad adulta, y si te acostumbras a ganar siempre o casi siempre está muy bien, pero ¿qué pasa cuando no ganas?

Hay que aprender a disfrutar del deporte, de las competiciones, tener espíritu competitivo. Pero hay que  estar muy atentos, porque en el momento que sólo piensas en ganar, y no estás disfrutando, eso es un error ya que te estás generando tensión y la tensión deriva en sufrimiento.

Algo parecido pasa en la edad adulta cuando nos comienzan a sacudir desgracias como enfermedades, muerte de familiares, o en definitiva cualquier hecho traumático.

Si me quedo profundizando en esa sensación de dolor y me auto convenzo diciéndome: «es que tengo todo el derecho del mundo a estar triste y a pensar que la vida es una mierda»,

Pues seguramente si, pero realmente esa actitud ¿me  ayuda? o ¿me hunde más?. De ahí el término resiliencia que es la capacidad de superar estas situaciones y, aunque obviamente somos seres humanos, y tenemos sentimientos, pero debo manejar la situación de tal forma que no me lleve al abismo, sino que pueda reponerme y seguir adelante cuanto antes.

Mi pensamiento debe ser rápido: «Me ha pasado esto sí, pero caer en el victimismo no me va a ayudar, así que  necesito en seguida buscar la forma de sobre ponerme a través de la creatividad».

Porque victimizarme y profundizar en el caos y en la oscuridad,  atrae más caos y más oscuridad, y eso no nos ayuda en absoluto.

En conclusión, asume que hay muchas veces que vas a perder en la vida, así que estate preparado para decirte a ti mismo: «vale, y ahora qué puedo hacer yo para reconducir mi situación hacia una nuevo objetivo. Ese fracaso es pasado, así que yo me centro en el ahora, en buscar la forma de ser creativo»

Te aseguro que a través de la creatividad, estarás más cerca del éxito.

asume que hay muchas veces que vas a perder en la vida, así que estate preparado para decirte a ti mismo: «vale, y ahora qué puedo hacer yo para reconducir mi situación hacia una nuevo objetivo. Ese fracaso es pasado, así que yo me centro en el ahora, en buscar la forma de ser creativo»

  1. Cree en ti mismo

No puedes quedarte en casa pensando que vendrán a darte el trabajo de tu vida, a traerte riqueza, o a regalarte posibilidades de triunfar.

Tienes que ser creativo y buscar la forma de reconducir tu energía para crear oportunidades de éxito.

Y no esperes que nadie te de una palmadita en la espalda por ello.

Yo cuando decidí prepararme una oposición me dijeron : «madre mía olvídate, pierdes el tiempo, eso no te lo vas a sacar, eso es para enchufados, no has sido capaz de sacarte esta carrera y ¿ahora te crees que vas a aprobar una oposición?

Me dio igual, yo sabía que tenía que ocupar ese espacio en el que estoy hoy en día, sabía que no sería fácil, entre 7.000 a 10.000 personas de media para en torno a 200 plazas.

Pero no me importó, porque yo confiaba en mi, sabia que antes o después, si lo ponía como mi prioridad en la vida, conseguiría mi plaza.

Luego pasó lo mismo con el gimnasio. Se echaban las manso a la cabeza: «Dios mio un negocio en plena crisis con la que está cayendo. Pero si tú ya tienes tu oposición que necesidad tienes de complicarte la vida».

Lo mismo  con el Youtube,: «pero para qué haces vídeos, vaya pérdida de tiempo, tienes una oposición y tu familia regenta un gimnasio familiar, y en lugar de relajarte te pones ahora a hacer el idiota …pero qué ganas con eso?

Cree en ti mismo, y te aseguro que todas estas personas que de primeras te dicen que no podrás hacer algo, luego serán los primeros que se sumen al carro y te digan ¡ole qué maquina eres!

Pero no esperes que de primeras te den el visto bueno.

Tienes que demostrar lo que vales por ti mismo.

Cree en ti mismo, y te aseguro que todas estas personas que de primeras te dicen que no podrás hacer algo, luego serán los primeros que se sumen al carro y te digan ¡ole qué maquina eres!

  1. Para recibir primero hay que dar

Muchas veces me dicen pero por qué das tanta información en los vídeos:

  • explicas tu dieta para ganar volumen y para definir,
  • enseñas recetas fitness,
  • dices cómo hacer  los ejercicios para ganar masa muscular
  • explicas tablas de entrenamiento

Y todo eso gratis…

Pues si, porque siempre he creído que para recibir, primero hay que dar.

Si tú das, si tú eres generoso, si tú haces cosas por los demás, el karma te devolverá todo eso multiplicado por 10.

Cada día recibo decenas de emails dándome las gracias:

  • «Luis me gusta mucho como explicas
  • «Luis estoy poniendo en practica tus consejos y he mejorado mucho,»
  • «estoy haciendo la rutina de tal»,
  • «estoy haciendo la dieta que pusiste para cual»

Tú das, y a cambio recibes, porque las personas en el fondo somos agradecidas

Y las personas que están estancadas, que no progresan, y que les gustaría un atención más personalizada, pues al final te terminan escribiendo para contratarte como su entrenador personal y que les acompañes en su camino hacia la consecución de sus objetivos, y de esta forma se cierra el círculo.

  1. Para recibir primero hay que dar

Muchas veces me dicen pero por qué das tanta información en los vídeos:

  • explicas tu dieta para ganar volumen y para definir,
  • enseñas recetas fitness,
  • dices cómo hacer  los ejercicios para ganar masa muscular
  • explicas tablas de entrenamiento

Y todo eso gratis…

Pues si, porque siempre he creído que para recibir, primero hay que dar.

Si tú das, si tú eres generoso, si tú haces cosas por los demás, el karma te devolverá todo eso multiplicado por 10.

Cada día recibo decenas de emails dándome las gracias:

  • «Luis me gusta mucho como explicas
  • «Luis estoy poniendo en practica tus consejos y he mejorado mucho,»
  • «estoy haciendo la rutina de tal»,
  • «estoy haciendo la dieta que pusiste para cual»

Tú das, y a cambio recibes, porque las personas en el fondo somos agradecidas

Y las personas que están estancadas, que no progresan, y que les gustaría un atención más personalizada, pues al final te terminan escribiendo para contratarte como su entrenador personal y que les acompañes en su camino hacia la consecución de sus objetivos, y de esta forma se cierra el círculo.

Pues nada mis queridos Muscle Senseitos, como siempre digo en mis videos, espero que os hayan gustado estos consejos para triunfar en la vida, y espero que los  pongáis en práctica desde hoy mismo, , y ya me diréis los resultados ¿de acuerdo? 

Palabra de Sensei…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies